El 90% de las tiendas online quiere vender en el exterior, como estrategia para crecer

El consumidor tiene la última palabra sobre lo que compra por internet y exige cada vez más tener un servicio excelente, una entrega lo más rápida posible, capacidad para llegar a cualquier rincón del mundo o saber en todo momento dónde está su pedido.

En un mercado cada vez más digital, los encargados de hacer llegar a buen fin los pedidos generados a través de Internet tienen un papel crucial para lograr esta satisfacción y son mirados con lupa por los retailers de la red.

Estas son algunas de las conclusiones más generales del informe: Tendencias en Logística eCommerce 2014, realizado por EY y el Foro de Economía Digital, con la colaboración de TNT entre una amplia muestra de más de 4.500 tiendas online de todas España, de multitud de sectores. Entre otros datos, el documento refleja además que a la hora de seleccionar un proveedor de logística eCommerce, un 34% considera determinante los plazos de entrega; un 28% su modelo de trazabilidad y seguimiento; para el 7% es fundamental su capacidad internacional, mientras que sólo el 3% tiene en consideración los puntos de conveniencia como lugares de entrega. Mención aparte merece el precio, que sigue siguiendo aun el factor más determinante pero que la mayoría de los consultados entiende que ya ha logrado estar bastante igualado entre proveedores en los últimos años. Incluso, consideran que la mayoría de ofertas “temerarias” a la baja llevan de la mano una ínfima calidad que al final se vuelve en contra de sus intereses.

Otra de las tendencias que se desprende del informe es la creciente utilización de más de un proveedor logístico para obtener un servicio óptimo: el 76% considera ideal contar con entre 2 y 3; un 22% optaría por centrarse en uno, mientras que solo el 3% piensa que lo mejor es trabajar con al menos cuatro operadores. Este aspecto es también de los que más está evolucionando y en algunos casos se contempla, por ejemplo, la posibilidad de que sea el propio usuario final el que pueda seleccionarlo aplicando comparadores integrados. Una opción que no solo limita el coste que supone el servicio, también aporta un valor de transparencia.

Uno de los puntos más calientes para este sector es el de la generación de incidencias logísticas, a pesar de que éstas reflejan unos porcentajes relativamente bajos. El 65% de las tiendas online tiene menos de un 3% de incidencias; el 26% tiene entre el 3 y el 8% de percances; el 9% entre un 8 y un 15% y ninguno de estos comercios registra más de un 15% de contratiempos logísticos. Por sectores, es el de alimentación el que más incidencias genera, a bastante distancia del resto, seguido del de moda. Sin embargo, a mayor volumen de facturación de estas tiendas, el porcentaje de dichas incidencias cae sustancialmente.

En lo referido al tipo de contratiempos más habituales, los vinculados a los retrasos en la entrega ganan la partida: un 34% del total. Mientras que un 20% son los ligadas a robos, golpes y roturas. Según el sector del que se trate varía el tipo de incidencia y, por ejemplo, las tiendas vinculadas a productos electrónicos ponderan el robo o la desaparición como sus principales contratiempos.

El informe hace referencia a los avances e innovaciones que en este sector podrían generar más valor añadido. Así, se señalan como principales tendencias la de contar con un sistema de seguimiento (trazabilidad), capacidad de entrega en el mismo día, gestionar los procedimientos de logística inversa o la necesidad de reforzar la transparencia y la confianza en los procesos, por ejemplo, con los sistemas de pago.

Por lo que respecta al futuro del sector, la mayor parte de las tiendas que operan a través de la red considera que su crecimiento vendrá determinado por el aumento de su gama de productos, seguido de proseguir con las ventas recurrentes y, por último, por la apertura de mercados internacionales. Más de un 60% de las tiendas online prevén ampliar su oferta o abrirse a nuevos mercados en un futuro cercano.

Para Pablo González, socio de Consultoría de EY, “la venta de productos online en España goza de buena salud y su recorrido es aun enorme. El comprador online, se informa antes de adquirir cualquier producto a través de internet, se apoya en las redes sociales y trata de averiguar y comparar las diferentes opciones de precios, promociones u ofertas de la red. La tendencia es imparable y las empresas de comercio electrónico, independientemente de su tamaño, habrán de tener una estrategia eficaz si quieren competir y crecer en un mercado cada vez más global. El proceso afecta sin duda a sus proveedores logísticos, que cada vez tienen más importancia en la cadena de venta y en la imagen proyectada a sus clientes.”

En palabras de Roberto Palencia, global manager de Foro de Economía Digital, “nos encontramos ante un mercado emergente que aún requiere de una mayor consolidación en los procesos. Por ello, es preciso avanzar en el conocimiento y formación sobre los procesos del comercio electrónico y del negocio digital, ya que cada vez hay más empresas distribuidoras que tienen en este canal su principal fuente de ingresos”.

El sector, que crece a una tasa anual del 15%, es uno de los más dinámicos de nuestra economía, y ha creado ya más de 2.000 puntos de recogida en toda España.

Sobre el informe

Este informe ha sido elaborado sobre una muestra de más de 4.500 responsables de comercio electrónico de tiendas online que operan en toda España pertenecientes a multitud de sectores, como ocio, restauración, salud, belleza, moda y complementos, electrodomésticos, hogar y jardín, cultura, informática, electrónica o alimentación, entre otros.

Fuente: puromarketing.com